lainformacion.comEducación

Practicopedia > Categorías > Educación > Alumnado > Cómo estudiar un examen el día antes

Cómo estudiar un examen el día antes

La organización de los apuntes y la realización de esquemas pueden resultar de mucha ayuda

estudiar examen_0.jpg
Estudiar el día antes del examen no resulta efectivo si lo que se desea es ampliar conocimientos. FOTO: Getty Images.

28/05/2015 por: Practicopedia

Los profesores se cansan de repetirlo: estudiar el día de antes de un examen no es efectivo. Sin embargo, en ocasiones puede resultar eficaz para para aprobar algunos exámenes de última hora. Esta modalidad de estudio no es la que mejor ayuda aprender pero sí puede ayudar a conseguir un aprobado. En este practicograma descubrirás cómo organizar los apuntes para preparar un examen el día antes.

  1. 1 Estudiar con antelación siempre mejor pero...

    Parece evidente que repasar día a día las lecciones que se explican en clase es mucho más eficaz que estudiar todo de golpe el día antes. No sólo porque ayuda a obtener mejor nota en los exámenes sino porque es el método que más fomenta el aprendizaje activo y la absorción de conocimientos a largo plazo.

    Pese a todo, son muchos los estudiantes que acaban posponiendo estos repasos y acaban por tratar de memorizar todo apenas unos días antes de la evaluación. Cierto es que no es la mejor medida para aprender pero si el objetivo es simplemente aprobar, puede resultar relativamente útil.

  2. 2 Busca y organiza todos tus apuntes.

    El primer paso consiste en localizar todos los apuntes de la asignatura en cuestión. Busca en el ordenador, anotaciones en los libros, cuadernos de ejercicios etc.

    Ahora tocará ordenar todo este listado de documentos y, si hay alguno más ilegible que otro, intentar pasarlo a limpio para evitar confusiones a la hora del estudio.

  3. 3 Jerarquiza el temario.

    La pregunta es, ¿qué temas son más importantes? Posiblemente todos tengan su parte relevante pero es cierto que los profesores suelen primar algunos por encima de otros. Preguntar a los compañeros y amigos de clase es quizás una de las mejores opciones para poner puntos en común y jerarquizar lecciones.

    El subrayado es una de las herramientas más útiles para definir qué es importante y qué es secundario del temario. Esto no significa que haya que prescindir de esa información 'menos crucial', pero sí puede estudiarse menos minuciosamente.

  4. 4 Los esquemas son una gran ayuda.

    La mayoría de expertos en técnicas de estudio recomiendan la realización de esquemas como forma de facilitar la llamada memoria visual. En este sentido incluso pequeños dibujos o símbolos pueden ayudar a aprender mejor una lección. Todo depende del estilo de cada alumno.

    Además, en Internet existen numerosas páginas de ayuda, además de aplicaciones que organizan el tiempo y favorecen la realización de esquemas.

  5. 5 Entender es mejor que memorizar.

    Memorizar nunca es fácil y menos aún con los nervios de última hora. Por ello quizás sea una estrategia más acertada la lectura pausada de los apuntes. En lugar de intentar aprenderse hasta la última coma de los textos, es mejor leerlos poco a poco -aunque haya un tiempo límite- y quedarse con ideas generales para poder desarrollar en el examen.

    El problema de memorizar es que, a la hora de hacer el examen, entran más dudas. Cuando el alumno olvida alguna de las palabras memorizadas pierde el sentido de las frases y no sabe cómo continuar.

  6. 6 Repasa la información absorbida.

    A medida que las horas de estudio vayan avanzando conviene repasar los temas que se hayan ido analizando. Repasar brevemente la lección en voz alta es una buena forma de descubrir si realmente se ha entendido.

    Asimismo, algunos estudiantes se autoevaluan a sí mismos con test preparados por ellos o preguntas que buscan en Internet. También cabe recordar la importancia de no estudiar todo seguido, los expertos recomiendan un descanso de unos 5 minutos por cada hora de trabajo.

  7. 7 ¿Dormir o pasar la noche en vela?

    El sueño es un punto muy importante a la hora de asistir a un examen. Aunque muchos optan por una larga noche a base de café y estudio, los expertos avalan más un descanso reparador.

    En caso de llevar mal la lección quizás sea más conveniente levantarse una hora antes de lo habitual para repasar en lugar de pasar toda la noche en vela.

  8. 8 Repasa también el día del examen.

    El día del examen hay que intentar estar lo más tranquilo posible, el estrés sólo repercute a mermar las posibilidades de éxito. Eso sí, antes de entrar a la prueba conviene repasar lo aprendido la noche anterior.

    El viaje en autobús rumbo al centro de exámenes, los minutos previos a entrar al aula... son algunos de los momentos que se pueden aprovechar un poco, aunque esto depende de cada persona. Algunos estudiantes prefieren renunciar a estos minutos previos de estudio para evitar agobios.

  9. 9 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Alumnado' en la categoría de 'Educación'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo elegir qué carrera estudiar'.

    - 'Cómo aprender inglés por Internet gratis'.

    - 'Cómo te afectará la nueva reforma del sistema universitario'.

 

Subido el 28/05/2015 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados


 

Videos relacionados