lainformacion.comEducación

Practicopedia > Categorías > Educación > Biografías > Qué significa que vayan a canonizar a la Madre Teresa de Calcuta

Qué significa que vayan a canonizar a la Madre Teresa de Calcuta

Te contamos las principales diferencias que hay entre una beatificación y una canonización.

calcuta_0.JPG

18/12/2015 por: Laura Martínez Álvarez

La canonización es un proceso más avanzado que una beatificación. Una canonización proclama a alguien como santo. Antes de que alguien sea canonizado, tiene que haber sido antes beatificado. Te contamos todo lo que debes saber de este proceso.

  1. 1 Quién era la Madre Teresa de Calcuta

    La Madre Teresa de Calcuta, cuyo verdadero nombre era Agnese Gonxha Bojaxhiu, nació el 26 de agosto de 1910 en Skopje (actual Macedonia) en el seno de una familia albanesa y murió el 5 de septiembre de 1997 en Calcuta (India). A los 18 años ingresó en la orden de las Hermanas de Nuestra Señora del Loreto en Irlanda, aceptando los votos en 1937.

    A continuación fue nombrada directora de un colegio católico en Calcuta, donde la presencia de enfermos y moribundos en las calles la llevaron a pedir permiso para dejar su puesto en el convento y dedicarse desde 1948 a cuidar a los enfermos, año en el que adquirió la nacionalidad india. Sin embargo, fue el 10 de septiembre de 1946, cuando viajaba en tren de Calcuta a Darjeeling, cuando la Madre Teresa recibió la "llamada dentro de la llamada" para fundar la orden de las Misioneras de la Caridad.

    En 1950, la diócesis de Calcuta aprobó la creación de la congregación fundada por ella, las Misioneras de la Caridad, que más adelante sería reconocida como una congregación pontificia bajo la jurisdicción de Roma. Los miembros de su congregación, además de los tres votos básicos depobreza, castidad y obediencia, deben asumir un cuarto voto, la promesa de servir a los pobres.

  2. 2 Qué es la canonización

    La canonización es un proceso más avanzado que una beatificación. Una canonización proclama a alguien como santo. Antes de que alguien sea canonizado, tiene que haber sido antes beatificado.

  3. 3 Qué diferencia hay entre beato y santo

    En una canonización, se proclama a alguien como santo y se le incluye en el canon, es decir, entra en una lista oficial de santos. Una persona canonizada tiene la confirmación de que tiene una visión beatífica, es decir, la Iglesia tiene la certeza de que el santo tiene un privilegio divino y está en contacto directo con Dios. En una beatificación, lo que se reconoce es que alguien ha entrado en el cielo y puede interceder por aquellos que rezan en su nombre. Al nombrar a alguien beato, la Iglesia reconoce que ha llevado una vida virtuosa y santa.

  4. 4 Se necesitan dos milagros

    Para una canonización, se necesitan dos milagros. El primero, el que ya se ha contabilizado para la beatificación y el segundo, uno que haya tenido lugar después de que fuera beatificado. Este segundo milagro se toma como una confirmación de que Dios "aprueba" de la proclamación hecha por la Iglesia.

  5. 5 Santa a nivel mundial

    La canonización implica una mayor formalidad, el papa establece de forma oficial que una persona es santa y está en el cielo, por lo que se permite el culto al santo por toda la Iglesia. Implica también que se pueden dedicar iglesias al canonizado sin necesidad de un permiso especial. Es decir, la persona considerada "santa" ya lo es a nivel mundial y se le puede venerar en todo el planeta, no sólo en sitios relacionados con su vida.

  6. 6 Quién pide el reconocimiento.

    En una canonización, es el prefecto de la Congregación para las causas de los Santos quien habla en nombre de la Iglesia entera y quien pide que se le declare santo. Es decir, una beatificación se hace a título personal de la diócesis cercana al encausado, una canonización se hace a petición de toda la Iglesia.

    Quién preside la misa. Dentro del protocolo, la diferencia más importante durante cientos de años fue que durante una canonización el papa presidía la misa. Durante una beatificación, no. Pero durante el pontificado de Pablo VI, esta línea se difuminó cuando presidió en 1971 la misa de beatificación de Maximiliano Kolbe, mártir en un campo de concentración nazi.

    Una práctica de presidir ambos tipos de misas que mantuvo el papa Juan Pablo II, que celebró cientos de misas de beatificación, incluida la de Juan XXIII en el año 2000. Benedicto XVI intentó instaurar de nuevo la diferencia entre ambos y, durante cinco años, sólo presidió misas de canonización. Pero en septiembre de 2010 presidió la beatificación de John Henry Newman y, en mayo de 2011, de Juan Pablo II.

También te puede interesar

Cómo fue la vida de Cristóbal Colón

Cómo es la biografía de Santiago Carrillo

 

Subido el 18/12/2015 por:

Laura Martínez Álvarez
Laura Martínez Álvarez

De Tudela (capital del mundo), ahora exiliada en Madrid. Periodista por vocación, marmota por devoción. @tudelau