lainformacion.comEducación

Practicopedia > Categorías > Educación > Material escolar > Como preparar la mochila de tu hijo para la vuelta al cole

Como preparar la mochila de tu hijo para la vuelta al cole

Ten presente su horario de clases para meter todo el material que necesite

mochila_hijos_0.jpg
El peso de la mochila no debe superar el 10% del peso de tu hijo. FOTO: Thinkstock Photos.

14/09/2011 por: Lunares

¿Demasiadas cosas que meter y poco espacio? Plantéate lo que realmente necesita tu hijo y no cargues su mochila con material que no va a necesitar. Te ayudamos a desechar lo que no es importante.

  1. 1 La mochila, divertida y ergonómica.

    Si tu hijo te pide que en su mochila aparezca su personaje de dibujos animados favorito no se la niegues. Pero es importante que sea ergonómica y que no dañe su espalda.

    Fíjate en el tamaño y en el fondo de la mochila. Debe ser suficiente para que quepan todas las cosas que va a necesitar en un día de clase. Pero ten cuidado, nunca debe ser más grande que el torso de tu hijo. Escoge una que tenga el respaldo firme y acolchado, para que sea más cómoda. Opta por las cintas anchas y extensibles para que puedas ajustar mejor su tamaño. Incluso las hay que tienen un cinturón, muy útil, ya que sujeta más. Por último es importante que la mochila sea transpirable y que puedas lavarla en la lavadora.

  2. 2 Coloca primero los libros de texto.

    Es momento de acomodar las cosas que tu hijo necesita para su día a día en el colegio. Lo ideal es que lo hagáis juntos (así aprenderá) y por la noche, antes de que se acueste. Podréis hacerlo con calma y no se olvidará nada.

    Ten delante el horario de clases para saber qué asignaturas va a tener y que libros va a necesitar. Mételos en la mochila todos juntos y de pie. Es aconsejable que te decantes por un único cuaderno con separadores para cada una de las materias en vez de varios de anillas. Colócalo en la parte posterior de la mochila, la que entra en contacto con la espalda.

    No te olvides de meter una agenda escolar para que tu hijo pueda anotar sus tareas. Cuanto más pequeña, mejor.

  3. 3 Un lugar para guardar los lápices.

    Escoge uno de los compartimentos de la mochila guardar su material escolar. Elige junto a tu hijo un estuche alegre y que le guste. Es mejor que sea de tela con cremallera que de latón. Son más prácticos y caben más cosas.

    No debe faltar un lápiz, una goma de borrar y un sacapuntas. Según la edad que tenga tu hijo puede que también le dejen utilizar bolígrafos. Escoge los clásicos azul, negro y rojo. Mete también lápices de colores y rotuladores. Subrayar los libros con colores ayuda a diferenciar y diseccionar los textos y hacen más fácil la comprensión y lectura. Además estimulan la creatividad de tu pequeño.

  4. 4 El bocadillo para el recreo.

    Cuando suena la campana que anuncia la hora de ir al patio tu hijo se alegrará de saber que no te has olvidado de meter su bocadillo en la mochila. Recargar energía a media mañana es indispensable para que pueda rendir el resto de las clases. Puedes hacerlo con pan de barra o pan de molde. También puedes meter una pieza de fruta que no necesite ser pelada y algún batido o yogur bebible. Mete todos los alimentos en una bolsa de plástico junto con una servilleta y colócala en la parte superior de la mochila, así no se aplastará.

  5. 5 El peso de la mochila no debe superar el 10% del de tu hijo.

    Cargar en exceso la mochila puede acarrear graves problemas musculares y de salud a tu hijo. Elimina de tu lista lo que no necesite. Si tiene que utilizar diccionarios, puedes hablar con su profesora para que le deje tener uno guardado en su pupitre y otro en casa para los deberes. Lo mismo si necesita otro tipo de libros adicionales.

    Mete las reglas, el compás o la calculadora en la mochila sólo el día en que tu hijo tenga las asignaturas que lo requieran. Coloca estos elementos en un compartimento separado para que no sufran ningún daño.

    Cuando hayas terminado de guardar todas las cosas pesa la mochila. Fíjate en que el número que marca la báscula no sea superior al 10% del peso del niño.

  6. 6 Las mochilas con ruedines.

    Una opción para no sobrecargar la espalda del niño son las mochilas con ruedines. Son muy parecidas a las maletas que los adultos utilizan para viajar.

    El peso vuelve a jugar un papel importante. Si cargas estas mochilas más de lo debido la muñeca de hijo puede salir dañada. Ten en cuenta que su brazo no está aún desarrollado del todo. Piensa, además, en el sobreesfuerzo que tendrá que hacer cuando le toque subir escaleras o una cuesta muy empinada. Por eso, utilices la mochila que utilices procura no cargarla de más.

También te puede interesar

Cómo comprar libros de texto en Internet por poco dinero

Cómo conseguir material escolar barato

Cómo forrar un libro con papel adhesivo

Cómo escribir con pluma estilográfica

 

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 14/09/2011 por:

Lunares
Lunares

Artículos de calidad. Moda, belleza y paternidad.

  • 0 Vídeos
  • 80 Textos
  • Total: 80

Artículos relacionadosArtículos relacionados

Videos relacionadosVideos relacionados



Compra en la Practicotienda de Practicopedia.com

Actualidad en Practicopedia.com

Descarga gratis Practicopedia.com para el iPhone