lainformacion.comEducación

Practicopedia > Categorías > Educación > Política > Cómo funciona un referéndum en España

Cómo funciona un referéndum en España

El artículo 92 de la Constitución Española regula el denominado referéndum consultivo

635377689366195745w_0.jpg
Desde la década de los setenta se han producido tres referéndums en España. FOTO: Agencia EFE.

16/06/2014 por: Santytp

Un referéndum es un procedimiento según el cual se pregunta a los ciudadanos su opinión sobre una determinada ley o decisión política. Esta modalidad de voto popular está contemplada en la Constitución Española de 1978 y en la Ley Orgánica 2/1980 de 18 de enero. En este practicograma descubrirás cuáles son los requisitos para convocarlo legalmente y por qué es una fórmula tan poco utilizada en España.

  1. 1 ¿Qué es un referéndum?

    El referéndum es un instrumento de participación política directa. Se trata de una 'consulta popular' con la que se recaba la opinión del cuerpo electoral respecto a determinados asuntos públicos. Yolanda González, experta en Derecho Constitucional de la UNED, explica que en España se contemplan diferentes tipos de referéndum:

    - Referéndum constituyente (art. 167.3 y 168.3 de la Constitución Española).
    - Referéndum consultivo (art. 92 de la CE).

    Según explica la profesora, el primer caso recoge consultas sobre una determinada medida que ya ha sido redactada a nivel legal relacionada especialmente con una reforma o revisión de la Constitución. En cambio, el llamado referéndum consultivo está abierto a cuestiones de "política general", es decir, conceptos que aún no tienen un proyecto legislativo pero que el Gobierno podría estar interesado en preguntar a la ciudadanía.

  2. 2 El referéndum, reservado al Gobierno y no al pueblo.

    El referéndum siempre debe ser propuesto por el presidente del Gobierno previa autorización del Congreso de los Diputados. Esto significa que esta consulta está siempre reservada al Gobierno y no a la iniciativa ciudadana. La profesora Yolanda González explica que, a su entender, el referéndum es un "mecanismo de carácter excepcional".

    Según comenta González, "el sistema no quiere que se celebren muchos referéndums". Por este motivo, los mecanismos que contempla la Constitución para convocarlos son bastante complicados.

  3. 3 Criterios a nivel nacional.

    ¿Cuáles son los requisitos para convocar una consulta popular? El llamado referéndum consultivo se convoca por el Rey a propuesta del Presidente del Gobierno, y para ser autorizado una mayoría absoluta del Congreso de los Diputados (art. 6 de la Ley Orgánica 2/1980, de 18 de enero, sobre regulación de las distintas modalidades de referéndum), es decir, un mínimo de 176 votos del total de 350 que dispone la Cámara Baja.

    Si no se dispone de este porcentaje de votos, el Congreso no tiene por qué autorizar ningún referéndum consultivo, incluso aunque la gente lo pida en la calle. Tal y como está concebido el referéndum en la Constitución, es una iniciativa reservada al Presidente del Gobierno.

    De hecho, la ILP que con un mínimo de 500.000 firmas puede conseguir llevar una propuesta a estudio en el Congreso no es válida en este tema. El artículo 2.1 de la Ley Orgánica 3/1984, de 26 de marzo, reguladora de la iniciativa legislativa popular excluye de este procedimiento las medidas que son materia de Leyes Orgánicas (LO). Como el referéndum está contemplado que se regule por una LO, este mecanismo también queda bloqueado.

  4. 4 La monarquía no se podría someter a referéndum.

    La pregunta es, ¿podría llevarse a cabo una consulta, según el artículo 92 de la CE, sobre la forma de Estado en España? El referéndum consultivo no es una manera posible de decidir sobre esta materia. Según explica Álvaro de la Torre, doctorando en Filosofía del Derecho en la Universidad Francisco de Vitoria, esta cuestión no puede someterse a consulta por la vía del artículo 92, ya que pretender un cambio en la forma política del Estado español supone un cambio en la Constitución.

    La Carta Magna sólo puede ser reformada por los mecanismos que ella misma prevé, no mediante un referéndum consultivo. Según explica este experto, si se quisiera cambiar la monarquía por la república, sería necesario llevar a cabo una reforma agravada de la Constitución, prevista en su artículo 168, ya que esta modificación afectaría de lleno al Título Preliminar de la Carta Magna, concretamente al artículo 1.3 que establece que "la forma política del Estado Español es la Monarquía parlamentaria".

    En este caso, se necesitaría una aprobación por mayoría de dos tercios en el Congreso y el Senado y, posteriormente, se deberían disolver las Cortes. Tras unas nuevas elecciones, los representates elegidos deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional. El nuevo documento tendría que ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras y, finalmente, sería sometido a referéndum para su ratificación.

  5. 5 ¿Una decisión vinculante?

    El referéndum del artículo 92 de la CE es meramente consultivo, pero eso no significa que no sea vinculante. "Si pides opinión a la ciudadanía y no consigues la respuesta esperada no puedes desoír sus ideas", argumenta desde la UNED Yolanda González.

    El problema en el caso del debate monarquía-república es que este tema no entra dentro de las "decisiones políticas de especial trascendencia", de las que habla el artículo 92. La forma de Estado no depende del Gobierno sino que está fijada en la propia Constitución, cuya reforma precisa del mecanismo agravado del artículo 168.

  6. 6 También se puede pedir un referéndum autonómico.

    Las consultas a nivel autonómico y local están limitadas a las competencias de dicha región. Por ejemplo, en el caso de una Comunidad Autónoma, está permitido que se convoque un referéndum para ratificar su estatuto de autonomía. Este derecho está reflejado en el artículo 151.1 de la CE y en art. 8.1 de la Ley Orgánica 2/1980. Sin embargo, es el siempre el Gobierno nacional el que debe declarar "acreditada la iniciativa".

  7. 7 ¿Y el caso catalán?

    Según explica Álvaro de la Torre, es competencia exclusiva del Estado "la autorización para la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum", tal y como prevé el artículo 149.1.32 de la Constitución. Por lo tanto, el Gobierno podría bloquear cualquier intento de la Generalitat catalana de convocar un referéndum.

    Un problema similar se planteó en el País Vasco en el año 2008 cuando se quiso sacar a consulta sobre la apertura de un proceso de negociación con ETA. Finalmente, el Tribunal Constitucional prohibió el referéndum y sentenció que "sólo caben referendos en aquellos supuestos en los que se prevea expresamente, sin que en ningún caso puedan asumirse competencias implícitas" (STC 103/2008).

    En la misma línea, el TC desestimó en febrero de 2013 el recurso del Gobierno de Canarias para dar luz verde a un referéndum sobre las prospecciones petrolíferas. El Tribunal sentenció que la Comunidad no tiene competencia directa en el Mar Territorial.

  8. 8 Tres referéndums en los últimos 40 años.

    En los últimos 40 años se han celebrado exclusivamente tres referéndums: ratificación de la Constitución Española (1978), votación sobre la permanencia de España en la OTAN (1986) y ratificación de la Constitución Europea (2005). Salvo estos tres casos, el Gobierno español no ha vuelto a convocar una consulta de carácter nacional.

  9. 9 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Política' en la categoría de 'Educación'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo recordar a Adolfo Suárez en 10 frases'.

    - 'Cómo funciona una moción de censura'.

    - 'Cómo fue la vida de Hugo Chávez en imágenes'.

También te puede interesar

Cómo se elige al presidente de EE UU

Cómo funciona el Senado

 

Subido el 16/06/2014 por:

Artículos relacionados

Videos relacionados